No te lo pierdas:

Finde MTB 22-24 sep: Bosques de Cameros

El otoño ya se acerca y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Para el fin ...

lunes, 28 de noviembre de 2011

Trevijano y la trialera de Valdecaldes

Tras las útlimas semanas buscando ver los colores del otoño, en esta ocasión ya dejamos de lado los bosques para buscar rutas más soleadas y secas, siendo el camero viejo un lugar propicio para ello. Cada zona tiene su época perfecta para disfrutarla, y sin duda el camero viejo hay que disfrutarlo en invierno y primavera.

Salimos desde la carretera del Leza pasado Ribafrecha, remontándola para calentar antes de coger la pista que sube desde en frente de pueblo de Leza hacia el mallo. Subida habitual, sin barro se hace bastante llevadera hasta su tramo final, el cual como muchos sabéis es una pared considerable... pero no sufráis, hoy no toca matarse, justo al enfilar la rampa, nos desviamos por una senda que ladea y nos evita ese sufrimiento.


Esta senda comienza en ligero descenso, entrando en un pinar, pero pronto gira siguiendo la ladera y comienza una subida muy bonita e intensa, con un par de pasos imposibles, pero el resto muy divertido y vistoso.


La senda está algo sucia, por lo que es recomendable ir de largo, pero aún así merece la pena. Tras el tramo de subida llegamos a unas praderas donde la senda es difusa pero hay que continuar sin perder altura y en poco rato llegaremos a juntarnos con la senda de la muela, justo donde acaban las terrazas y pone dirección Trevijano.


La zona es muy espectacular con las peñas del Leza de fondo, y la senda ahora es pedregosa y rápida, con algún paso dificilillo pero nada imposible, dejándonos en poco rato junto a Trevijano. Tras la obligatoria parada y la visita de la plaza, salimos por la pista dirección Luezas, pero tras pasar el barranco y varios giros más, nos desviaremos a buscar una senda de motos que no conocíamos y que prometía ser una buena prueba. Encontramos la senda que baja recta por una ladera aterrazada, disfrutando de unos toboganes adictivos que nos dejan en la zona de Valdelcaldes.


Aquí la senda ya se hace llana y continua dirección Soto bordeando la ladera, permitiéndonos disfrutar de grandes vistas del cañón y del camero viejo.


Vamos bordeando la valla del recientemente plantado "campo de trufas", disfrutando de una senda divertida y muy bonita en esta época.


Tras cruzar la loma, la senda cae en picado hacia Soto, siendo el primer tramo bastante dificil y trialero en algunos puntos, dejando después paso a una zona más rápida y sencilla.


La senda nos deja en el mismo pueblo de Soto, desde donde regresaremos al inicio por el camino del mirador del cañón y la carretera.


Track. Ruta de dificultad media y alta en las sendas de la muela y de valdecaldes.

Nos vemos.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Moncalvillo por el Barranco del arroyo Solbes

Para el pasado finde seguía con ganas de buscar rutas con bosques caducifolios donde disfrutar de los últimos colores del otoño, y decidí que podía ser buen lugar el moncalvillo. Y como siempre hay que buscar nuevos caminos y lugares, vi que había un camino que remontaba el arroyo Solbes desde Panzares y hasta juntarse con una pista que sube al moncalvillo y que ya habíamos "sufrido" a principio de año (ver la entrada "Panzares - Moncalvillo").

Allí nos dirigimos Fran y yo, y en esta ocasión acompañados por 3 viejos conocidos de "kdds riojanas" que nos encontramos en la gasolinera: Lukasrioja, Man y Raulspa. Estos andan muy fuertes y ya les advierto que nos tendrán que esperar, como así fue durante toda la ruta...

Salimos todos dirección Panzares por los habituales caminos del Iregua, la senda de pescadores de Viguera y finalmente la pista que va por encima de la carretera de Soria.


Tras todo este tramo de "calentamiento", llegamos al arrollo Solbes y tras cruzarlo mojándonos un poco los pies (en primavera tiene que ser más complicado...), cogemos el camino que remonta el río, precioso con su vestido de otoño.


El camino tiene tramos duros y otros llevaderos, y nos obliga a cruzar el arrollo hasta en 4 ocasiones, pudiéndose hacer montado en todas ellas. Los pasos del río nos muestran un arrollo de montaña húmedo y bonito, perfecto para un paseo...


Aunque algún tramo pequeño hay que empujar, el camino en general merece mucho la pena, y según coge altura se adentra cada vez más en un hayedo muy vistoso.


El camino se divide en dos, subiendo un ramal por el hayedo y en el otro caso cruzando el río y remontando el robledal, siendo esta nuestra opción (la otra me han comentado que no tiene salida). El dia es soleado y perfecto para la bici.


En este punto el camino sube por el robledal dando varias revueltas, juntándose con el que viene desde el barranco anterior y que ya conocíamos. Aquí viene lo realmente duro: una subida primero entre robles y luego hayas donde el moncalvillo nos puso a cada uno en su sitio, haciéndome sufrir como hacía tiempo no recordaba...


Tras perder la batalla con la montaña y subir gran parte a pie, nos reagrupamos con los kdds que debían llevar un rato esperandonos, siguiendo hasta las antenas y las neveras, por donde bajamos rápidos y disfrutando como siempre de esta senda tan divertida.

Una ruta dura pero muy bonita, la subida creo que es de lo más duro que he hecho nunca (7 km para subir unos 750 m, con terreno más bien malo y rampas durísimas), pero merece la pena conocerla, tanto el arrollo Solbes como la parte alta. 

Track. Como decía, subida muy dura pero bonita, bajada por las neveras, bonita y de dificultad media. Mejor época: otoño, primavera, verano.

Nos vemos.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Sendas de Valvanera

Para este sábado tenía ganas de rodar por la zona de Anguiano, buscando ver como el otoño va transformando los bosques y especialmente los hayedos, mi debilidad.

En esta ocasión el plato fuerte del día sería la senda de Rigüelo (el GR que baja del collado de Ocijo, junto al refugio de los pancrudos, hasta la venta de viniegras), pero además, como entrante y calentamiento, disfutamos de la "senda de Valvanera", señalizada recientemente por Medio Ambiente.

Comenzamos con esta senda que sale del monasterio y tras subir por la pista pronto se interna por un camino que se convierte en una bonita senda.


Esta senda va por encima o paralela a la canalización de agua que sirve para producir electricidad para el monasterio, y en un par de ocasiones nos deja ver la tubería, que como se ve ya está completamente "integrada" en la naturaleza:


Preciosa senda, fácil, sin apenas desnivel, pero con tramos muy espectaculares:


La senda es corta, en un par de kilómetros llegamos a la presita desde la que se recoge el agua, situada en un lugar idílico del que tengo grandes recuerdos de mi visita a pie con Daniel Rábanos para remontar el río (ver entrada Cabecera del rio Valvanera)


Y tras cruzar el río, pasamos a la umbría, donde un hayedo puro y húmedo nos muestra toda su belleza:


Ahora la senda baja por el hayedo, donde sin dificultad vamos disfrutanto del suelo de hojarasca y musgo, y de un hayedo que ya ha entrado en "hibernación":


La senda vuleve a cruzar el río y remonta hacia el monasterio ya por una pista. Volvemos al punto de partida en poco más de media hora, pero con lo bueno que ha sido podríamos irnos a casa ya satisfechos. No lo haremos, porque la ruta de verdad empieza ahora. Cogemos la pista que sale del monasterio y sin prisa la remontaremos hacia la base de los pancrudos, que ya lucen algo de nieve:



Durante la subida podremos observar como el otoño va por partes, y aunque la umbría está practicamente pelada, en las zonas más soleadas y protegidas las hayas aún tienen un colorido rojo muy otoñal:


Subimos, subimos y subimos hasta alzanzar el cumbrero entre el tobía y el valvanera, el día es espléndido y las vistas también.


Tras darlo todo en las últimas rampas, las más duras de toda la subida, llegamos a la zona de ladeo de los pancrudos, y enseguida estamos en el collado de Ocijo. Tras la obligatoria parada, y la conversación con unos cazadores de palomas, nos preparamos para la bajada fuerte del día: 800 m de desnivel hasta la venta de viniegras.


Pero... tras bajar rápidos por la zona ancha, al poco de coger la senda nos encontramos con un cazador. Están de batida, y como suele pasar, lo primero es ponerse gallito y amenazar. Tras hablar un rato y serenarse los ánimos, vemos como está la situación y que podemos hacer. No han señalizado la entrada del GR, pero nos aseguran tras hablarlo varios que no tienen la obligación, que sólo tienen que señalar los caminos aptos para el paso de vehículos. Intentan comunicar con el forestal, pero no lo localizan. Al final tras ver que sólo hay un par de puestos por el GR, y avisando de nuestra presencia, nos dejan seguir el camino. Como me quedé mosqueado con lo que decían de que no tenían que señalizar algo tan obvio como un GR, he buscado la normativa. Y por supuesto, si que debían haberlo señalizado:

17/2004 , de 27 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Caza de La Rioja:

Articulo 54.4 "
Con independencia de la señalización de la prohibición de circulación de personas o vehículos los días de cacería, que deberá efectuarse conforme determine la correspondiente autorización, en la ejecución de cacerías en batida deberán colocarse, previamente, señales de advertencia de tal circunstancia en los accesos de las vías que permitan el acceso de vehículos a las manchas de batida afectadas y en los caminos o senderos habitualmente utilizados y señalizados para la práctica del senderismo, conforme a lo establecido en el Anexo de este Reglamento, en cuyo interior figure la leyenda «Peligro: Batida de Caza»."

Esto conviene saberlo por si vuelve a pasar. Hay que respetar las batidas, pero nos las tienen que señalizar para que no se den estos problemas, si hubiésemos visto la señal, no hubiésemos bajado. Al final nos fastidiaron la ruta con el mal rollo creado, y hasta que no salimos de la zona de batida no estuvimos relajados como normalmente.

En todo caso lo más conveniente es mirar el calendario de batidas antes de decidir la ruta, y así podíamos haber sabido que había batida en la zona y no habernos metido. Esto se vuelve totalmente necesario cuando vallamos a hacer rutas no señalizadas o fuera de pista, ya que en esos casos si que no tienen obligación de señalizar las batidas, y en ese casos somos los montañeros los que tenemos la obligación de consultar el calendario antes de salir al monte. 

Al final hubo suerte y pudimos terminar la bajada sin problemas y sin molestar demasiado a los cazadores, aunque sin disfrutar todo lo que se merece esta bajada tan bonita y divertida, cuya mejor parte para mi es la zona final junto al arrollo rigüelo.


Una vez en el valle del najerilla, vuelta a Valvanera por la carretera con el sabor agridulce de no haber podido disfrutar de toda la ruta como esperábamos. Cuando la hicimos el año pasado me salieron mejores fotos de la bajada, podéis verlas aquí: http://albpozo.blogspot.com.es/2010/10/valvanera-venta-de-viniegras.html

Track. Duracion: 3:30 - 5:00 h. Dificultad técnica: Media-Alta. El primer bucle es dificultad media y la bajada principal por el GR es dificultad media-alta con algunas curvas cerradas muy difíciles. El GR tiene un tramo con algunas zarzas que según cuando lo hayan limpiado pueden molestar bastante, pero luego desaparecen. Sin problema de barro.

Más fotos: https://picasaweb.google.com/103281443251627272465/SendaDelCanalDeValvaneraGRRiguelo#slideshow/5674447006507208674


jueves, 3 de noviembre de 2011

San Tirso y la senda del Nacedero (II)

Para continuar con las rutas otoñales, este lunes decidimos repetir la ruta de San Tirso y la senda del Nacedero de Kripán, ruta que hicimos en primavera viendo las primeras hojas de las hayas en su máximo verdor: http://albpozo.blogspot.com/2011/05/san-tirso-y-la-senda-del-nacedero.html

Para completar el ciclo del haya, en esta ocasión vamos a ver el hayedo con sus galas de otoño, igualmente vistosas y luminosas, pero en esta ocasión con tonos amarillos y marrones:


Como simepre, la subida a San Tirso se hace dura y dificil, más aun con las piedras y raices húmedas, pero en esta ocasión nos acompaña el maestro Garba, que nos enseña la técnica trialera de subida, ¡muy bueno!


Ya en la cima las vistas nunca cansan, la parada y las fotos son obligatorias.



Y la bajada no defrauda: muy rápidos por la senda de San Tirso (pero con cuidado que siempre hay caminantes), y ya en el hayedo de la cara sur, bajada sálvese quien pueda hasta el nacedero.


Bajada para probarse, tiene varios escalones de raices y gran pendiente que son de órdago. Óscar ya los pasa sin despeinarse, yo los pasé sufriendo y librando, y Garba los dejó "para otro día", aunque luego en la senda que nos lleva a Kripán se desquitó marcándose algún salto:


Track. Ruta corta pero intensa y muy bonita, la subida recomendable a todo amante de la bici, la bajada al nacedero para los que buscan el reto técnico.

Más fotos: https://picasaweb.google.com/103281443251627272465/SanTirsoSendaDelNacederoKripan#slideshow/5670013173606541730

Nos vemos.

martes, 1 de noviembre de 2011

Pinillos - Horquín - Villanueva - Vía Romana

Preciosa y muy divertida ruta por el camero nuevo, disfrutando de los paisajes otoñales y especialmente de unos hayedos espectaculares en las laderas más altas del monte Horquín, pero también de los robledales y choperas del valle del iregua.

Salimos de la carretera que sube a Pinillos dejando el coche junto a unos corrales abandonados. Subimos tranquilos calentando poco a poco y sin cruzarnos ni un coche en toda la subida.


Tras llegar a Pinillos, cogemos agua y continuamos la marcha, subiendo por una pista a coger una senda ancha que nos hace ir atentos a la trazada. Tras atravesar un tramo de pista ancha, la dejamos por un camino más estrecho que se adentra en el hayedo y poco a poco se va convirtiendo en una senda muy bonita de andar. Disfrutamos del hayedo hasta que tras pasar un barranco, el camino se pone duro y toca sufrir, pero con este paisaje no nos podemos quejar:


Fran y yo lo intentamos de todas las maneras, y poder subir se puede, pero hay que estar muy fuerte. Tras un tramo empujando, el último esfuerzo hasta salir a la luz lo hacemos montados.


Pero no es el final de la subida, simplemente un pequeño llano junto al refugio de Libarache.



Aquí es donde Tate de los ORBTT hace un año nos descubrió un atajillo que además es un precioso camino por el hayedo. Por allí seguimos, dándolo todo en esta última parte de la subida.


Por fin salimos al cumbreo, donde nos dejamos llevar por las praderas, con vistas al urbión y gran parte de nuestros montes.


Parada a almorzar y disfrutar del paisaje, preparándonos para una larga bajada hasta Villanueva. Bajada sin mucha dificultad, primero por el hayedo:


Y siguiendo luego por zonas abiertas, robledales y dehesas, con algún tramo al algo sucio pero en general sin problemas.


Esta senda nos deja en Villanueva, desde donde parte la segunda parte de la ruta, la vía Romana. Cruzamos el pueblo y desde su parte alta cogemos la senda que nos llevará a Pradillo.


En Pradillo cruzamos el río y continuamos por la via Romana, subiendo poco a poco por una senda muy divertida y con algún paso dificil, pero en general con pendiente asequible y en un entorno bonito de robles.


Tras un tramo de subida la senda llega a su zona más alta, conocida como el paso de Peñas Malas, espectacular mirador del valle.




Desde aquí, una corta pero muy divertida bajada nos deja en un barranco, y tras continuar la senda y cruzar otro barranco, terminaremos con una pequeña subida por pista hasta el punto de partida.


Preciosa y muy entretenida ruta, con todo tipo de terrenos y paisajes, perfecta para el otoño.

Track. Muy recomendables tanto la subida al horquín como la Vía Romana desde Pradillo hacia Torrecilla. La bajada del horquín es algo difusa a tramos, pero nada dificil. Dificultad media.

Más fotos: https://picasaweb.google.com/103281443251627272465/PinillosHorquinVillanuevaViaRomana#slideshow/5669750850387555954

Nos vemos.