Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

domingo, 6 de mayo de 2012

Primavera en los senderos de la Alpujarra Riojana

Para rematar el puente de mayo, nos decantamos por una ruta cuyo aliciente principal es la senda de San Martín, pero dónde lo que realmente nos sorpendió fue el descubrimiento de la antigua senda que une El Collado con Reinares:


Hoy además estrenamos el "centro BTT" de Santa Engracia del jubera, uno de los 3 puntos de limpieza de bicis y señalización de rutas que la mancomunidad de desarrollo turístico de la zona ha habilitado. Las rutas que han señalizado y propuesto de momento son pocas y en general poco interesantes para nuestros gustos, pero la manguera para limpiar la bici es muy útil en esta lluviosa primavera.

Limpiando la bici en Santa Engracia al finalizar la ruta.
Dejamos los coches en el aparcamiento junto a este punto de limpieza y salimos del pueblo por la antigua senda que lo une con su vecino enfrente del barranco: San Bartolomé. No es buena senda para empezar una ruta, tiene varias rampas muy duras que nos hacen retorcernos...

Foto de Óscar.

Menudo calentón para empezar, y luego viene otro peor: la senda que desde San Bartolomé sube hacia la carretera de San Martín... otra rampa corta pero durísima, esta pareja que me acompaña ya veis cómo se lo toman...


Tras este calentón que podría evitarse por la carretera, continuamos subiendo por esta dirección San Martín, pero al llegar a unos corrales, cogemos la pista que sube más arriba, dejando atrás ya peña muro y un buen desnivel...


Tras esta fuerte subida inicial, la pista relaja la pendiente y nos lleva cerca de la línea de cumbres, pasando los corrales abandonados y también los habituales mastines que hay cuidando ovejas (hoy estaban tranquilos y no se han acercado mucho).


El día está muy gris y se escapan una gotas, nada comparado con lo del otro día, así que tiramos para delante sin complejos y saltando por todos los charcos, que en el último tramo de pista a El Collado son muchos...


No nos ha costado mucho llegar a este pueblo que llegó a estar despoblado pero que ahora resurge. Parada a comer algo y a pensar en que hacemos ahora...


Desde aquí tengo tres alternativas pensandas para alargar la ruta pasando por Reinares: dos son sendas conocidas y una será novedad, y es la que más me tira a mi... mis compañeros son fáciles de engañar y convencer, así que vamos a ver que tal es la antigua senda que une El Collado con Reinares. El día parece que se pone de nuestra parte y el sol se mezcla con la fina lluvia, trazando un bonito arcoiris dentro del barranco que nos separa de Bucesta.

Foto de Óscar.

La senda comienza en subida por las praderas, pero pronto se hace llana y ladea el monte entre robles y jaras, especies que dominan en todos estos barrancos.


Nos vamos dando cuenta de que la senda aunque facil de seguir, es poco usada y tiene zonas dónde la vegetación molesta el paso. Tras llegar a un collado se pierde un poco la pista de la senda, pero pronto la descubrimos bajando hacia el barranco que se abre frente a nosotros y por el que discurre hasta Reinares.

Camino de Reinares, una pena que los robles aun no hayan abierto.

En este tramo la senda es técnica y tiene zonas muy divertidas y bonitas que disfrutamos, pero también algunos puntos dónde las jaras y robles jóvenes molestan, haciendo todo ello que la bajada sea muy lenta. No pasa nada, disfrutamos de la senda que no hay prisa...


Vamos bajando y tras un buen tramo con zonas preciosas llegamos al fondo del barranco.


Hay que cruzar el río, y aquí cada uno se busca la vida, pero el que más se complica es Óscar, que intenta no mojarse los pies...


Fran toma el camino fácil: mojarse los pies y cruzar el río andando como si nada.... y yo me la juego a cruzar montado en la bici por la senda original, la mejor opción sin duda. Tras cruzar el río, la senda sube fuerte hasta salir del cauce embarrancado, y aquí toca portear la bici escasos minutos.


La senda se hace llana y ya en suave ascenso por la orilla del río nos lleva directos a Reinares, que ya se divisa al fondo en una loma.


Llegando al pueblo nos espera una pendiente loma de hierba dónde los caballos se asustan al vernos, normal porque pocas bicis habrán visto por allí...

Foto de Óscar.
Llegamos al pueblo y buscamos la misma plaza en la que otras veces hemos descansado. Este pueblo es de mis sitios preferidos para perderme; la sensación de soledad, tranquilidad y aislamiento lo hacen perfecto para quedarse un buen rato.


Realmente recomindo mucho la visita a este pueblo, y mejor ahora en primavera. Ya sea a pie, a caballo, en moto o en bici, el sitio merece la pena. Hay varias formas de llegar a él, pero ningúna en vehículo de 4 ruedas, lo cual hace de este sitio un lugar privilegiado por su aislamiento de la "civilización".


Para continuar nuestra ruta, salimos del pueblo por el puente y el camino que se dirige hacia Santa Marina, por el que circularemos hasta encontrar en poco tiempo una pista que sube hacia donde se coge el desvío de la carretera que lleva a El Collado. Como siempre por aquí: robles jóvenes y jaras.


Tras este bucle por Reinares, regresamos a El Collado, y nueva parada, esta vez alargada por una inoportuna tormentilla que después del sol nos fastidia un poco... de tiempo ya se nos ha hecho tarde, así que nos da igual un poco más... esperamos 20 minutos bajo el alero de una vieja casa en ruinas y cuando vemos la luz continuamos la ruta.


Queda el plato fuerte del día: la senda de San Martín. Larga, bonita y dificil senda, es de las mejores que conozco por nuestra tierra para ponerse a prueba. Esta es la tercera vez que la hago entera (recomiendo ver la ruta del año pasado "Bucesta y el Barranco de San Martin"), pero también es la que más he disfrutado por haberme visto mejor tecnica y físicamente para superarla (imagino que la nueva bici también ha ayudado...)

Disfrutando de la bajada. Foto de Óscar.
El tramo más dificil es el primero, con zonas muy complicadas pero todas factibles, y llega hasta cruzar el río.


Aquí comienza el tramo medio, dónde hay que pedalear para seguir la senda (con algunos pasos sucios pero nada muy molesto). Circulamos siempre junto al río y disfrutamos de una senda entretenida y en un entorno bonito y de terrenos variados.





La primavera es la mejor época para disfrutar esta senda: flores, prados verdes y el río bien cargado...


Llegamos al pueblo de San Martín de Jubera, y tras cruzarlo el paisaje cambia bruscamente:


El paisaje cambia, pero la senda sigue siendo buenísima. Ahora tendremos piedras por doquier, escalones y barranco. Perfecta combinación para una senda endurera.

Yo mismo disfrutando de la senda por duplicado. Foto(s) de Óscar.

Óscar pasa con confianza.

Al llegar a la zona final la senda se bifurca: puedes ir hacia Jubera por las antiguas minas que han rehabilitado para su visita, o continuar y subir un poco para ir a Santa Engracia. La idea inicial era pasar a ver las minas, pero ya era muy tarde así que las dejamos como una buena escusa para repetir esta senda.


Acabamos regresando al coche por la misma senda por las que iniciamos la ruta varias horas antes, y es ahora cuando aprovechamos esa manguera de la segunda foto para limpiar las bicis (y ensuciarnos las manos con la pintura roja del suelo que todo lo pringa... pequeña chapuzilla por parte de los constructores).

Ruta preciosa y divertidísima, la única pega es que la senda a Reinares estaba un poco sucia para la bici, eso sí, para senderismo es muy muy recomendable. De hecho la senda tenía restos de marcas de "PR", y es una pena que estas sendas antiguas que llegaron a estar marcadas estén desapareciendo mientras la mancomunidad se está gastando dinero (de fondos europeos por supuesto) en señalizar pistas y caminos de sobra conocidos y mucho menos bonitos. Espero que algún día se acuerden de estas viejas sendas y pueblos perdidos, que realmente para mi son lo más vistoso que esta zona tiene para visitar. En todo caso al menos los riojanos deberíamos disfrutar de este patrimonio y darlo a conocer, a ver si esa senda a Reinares no dejamos que se pierda.

Track. Dificultad técnica muy alta. Parece corta pero se hace larga (4-5 h). Recomendable en el final de la primavera (mejor con calor, hay que cruzar varios ríos). La senda a Reinares está algo sucia y requiere algo de pateo. La senda de San Martín un imprescindible si te gustan las sendas técnicas. Pocos problemas de barro.

Muchas fotos más (se me fue la mano con la cámara XD): https://picasaweb.google.com/103281443251627272465/SantaEngraciaElColladoReinaresBarrancoDeSanMartin#slideshow/5738420551274036370

Nos vemos.

15 comentarios:

  1. Preciosa y exigente ruta ,estoy de acuerdo contigo en el gran valor que tiene todo el barranco de San Martín y de Reinares .Es una pena que en una zona flanqueada por tremendas pistas ,nadie haya pensado en recuperar este patrimonio etnográfico de gran valor,tiene mucho mérito vuestra labor por que no se terminen perdiendo esos viejos caminos y sendas.

    P.D.En el 95 dentro de la práctica final de orientación y mapas ,el profe nos descubrió esta zona boscosa, remontando (a pie) este magnífico barranco (y las minas) hasta el Collado(noche en la vieja escuela)y entre las estrepas, (creo que pudo ser esta senda) aparecimos en Reinares y (por el B. Podrancón) subimos a San Juan y bajamos a Soto en Cameros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La senda es muy posible que sea esa, es la forma más directa de ir de El Collado a Reinares, y a pie se puede hacer sin problemas. A mi toda esa zona me gusta mucho para perderse, pero sobre todo Reinares, y por eso también me interesa saber más sobre esa senda que remontásteis para salir del pueblo y subir a San Juan. Se que había una senda antigua, pero no se que quedará de ella... esperemos que lo suficiente para poder transitarla.

      Confío en que algún día aquí hagamos cómo en muchas otras zonas de montaña y recuperemos y señalicemos las sendas para su disfrute por parte de todos. Lo que más me sorprende es que esas sendas llegaron a ser señalizadas hace años pero se han abandonado, y ya van varias rutas en que me encuentro senderos señalizados que ya nadie mantiene. A ver si hoy en día con los GPS somos capaces de utilizarlas lo suficiente para que no se pierdan.

      Nos vemos.

      Eliminar
  2. y donde están nuestros amigos los perritos... ¡ eso no lo sacáis ! eh. XD.
    está la apunto, que ese cumbreo está la mar de majo. luego las piedras ya molan menos !!! jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mastines estaban por allí como siempre, tengo pruebas XD, pero mantuvimos la calma y no se acercaron demasiado... eso sí, con ellos cerca te sube la adrenalina a tope y te permite subir más rápido!! jajaja.

      Eliminar
  3. Precioso reportaje y de la zona que decir.
    Uno mas que me apunto, aunque no se si tendre vida bastante para hacer todo lo que tenemos por aqui al lado, sin necesidad de salir por ahi.

    Una autentica pena ( por no decir verguenza ) lo de las sendas, pero claro has visto alguna vez a un politico inaugurando la limpieza de una senda? Los veras en aereopuertos que no tienen aviones, o >Puertos deportivos que no tienen barcos...
    Ahí si que se gasta bien el dinero...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Nano, la zona para mi es un imprescindible para los riojanos, la visita de Santa Marina y Reinares me parecen obligatorias, de lo que yo conozco son respectivamente las aldeas habitada y deshabitada más bonitas de La Rioja. Ideal hacerla a partir de ahora y hasta verano, con los robles ya abiertos. Si quieres información de las posibilidades de rutas por la zona me dices, hay muchas sendas y lugares muy vistosos.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Alberto:
    Hoy Diego y yo hemos realizado parte de la ruta y está genial, gracias por compartir este tipo de rutas que a algunos nos encantan.
    En un correo continúo la explicación.

    ResponderEliminar
  5. Desde el Plan Turístico que ha promovido estos senderos nos alegramos mucho de que las rutas por la Reserva de la Biosfera riojana sean disfrutadas por gente como vosotros. Gracias por vuestra magnífica descripción del recorrido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Espero que este blog sirva para ayudar en la promoción de La Rioja en general, y de la reserva en particular. Espero que algún día pueda fotografiar y describir aquí más rutas por la zona bien acondicionadas por el plan túristico, os animo a avanzar en la recuperación de sendas y caminos tradicionales que creo son uno de los patrimonios más interesantes de la zona. Un saludo.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Ok, Alberto.Un poco fuera de tono he estado, estaba un poco encendido con la situación general del pais...jeje.
      Por cierto, ayer hice el tramo de Bucesta-El Collado-barranco de San Martin y me encantó. Una kilometrada de todo sendero, impresionante. La pena es lo cerrado que estan algunos tramos por la vegetación y el abandono (yo creo que sobreviven solo al ganado). Ahí la divulgación de estos lugares con iniciativas como las que se plantean en este breve foro son vitales. A ver si poco a poco se recuperan numerosos senderos.
      Un saludo,
      Luis.

      Eliminar
    3. Me alegro que te gustase, la verdad es que es una ruta preciosa en esta época, aunque como dices los tramos cerrados de vegetación te quitan un poco de "flow", como le pasa a la de El collado - Reinares. Yo confío en que con el tiempo terminen siendo señalizadas y limpiadas porque realmente merecen la pena, mientras tanto hay que aprovechar lo que se puede, y si algún día hace falta, tendremos que ser nosotros los que vayamos a limpiar las sendas. Yo ya lo he hecho en algunos sitios, y tengo planteada alguna limpieza más. Si algún día hace falta habrá que hacer una kedada de limpieza para la alpujarra, no te preocupes que te avisaré!!

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Alberto, después de varias salidas este otoño por esta zona y descubriendo sendas y pueblos abandonados coincido en el grandisimo potencial que tiene esta zona. Hay que dar vida a estos maravillosos senderos que conectaban estas aldeas y que hoy se han perdido. Conectar las sendas desde Santamarina a Reinares de aqui al Collado y bajar por el barranco de San Martin hasta San Bartolome y santa Engracia es toda una experiencia difícil de olvidar. También muy interesantes la bajadas desde la ermita de serrias hasta Soto. La senda de bajada de Zenzano a Soto o la de La santa pasando por Olivan...y lo que queda...sin duda las alpujarras riojanos nos reservan todavía muchos sitios por descubrir.

    ResponderEliminar