Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

domingo, 29 de enero de 2012

Retozando por la nieve en el Moncalvillo

Ha tardado en llegar, pero al final parece que algo de invierno vamos a tener, auque sea poco... y ya que es invierno, hay que aprovechar para disfrutar de lo mejor que nos trae: la nieve.


Desde hace unos años, cada vez que nieva a cotas más o menos bajas, pienso en buscar una buena ruta para disfrutar del blanco con la bici, y tras la experiencia de varias rutas realizadas, creo que la mejor es la subida al moncalvillo por Sorzano. Si las condiciones son buenas, se disfruta rodando por la nieve tanto como en seco. Y este sábado lo han sido.

Salimos de Logroño y ponemos rumbo Sorzano, subiendo tranquilamente en una mañana desapacible con ambiente invernal.



 Pasamos el pueblo y continuamos subiendo en esta ocasión por la Ermita, para continuar por el camino habitual del serradero. Comenzamos a ver algo de nieve sobre los 900 m de altura, y parece que el cielo va abriendo por el horizonte, buena señal.



Poco a poco la nieve coge más presencia, y al entrar al bosque ya va cubriendo ligeramente la pista, lo cual hasta se agradece porque hace desaparecer el barro.


Pasados los 1.100 m de altura, la nieve ya cubre toda la pista y dificulta un poco el paso, pero al ser una buena pista con pendientes en geenral suaves nos permite continuar rodando sin mucho problema. Y el ambiente ya es totalmente invernal.


En la nieve todo queda marcado, y a mi siempre me gusta ver los rastros que van dejando los animales y también los humanos. En esta ocasión vamos siguiendo las huellas de un conejo y 4 bicis que nos han precedido en la subida, pero sólo una de ellas continuaba hacia arriba al pasar el cruce con la pista que lleva a Sojuela. Un valiente que luego encontraríamos en la cumbre, un saludo si lee esto.


La nieve en este tramo medio nos pone las cosas difíciles, pero tenemos un as en la manga: el cambio de vertiente de la pista. Tras pasar varias curvas cerradas, la pista pasa a la vertiente sureste de la montaña, rebajando unos centímetros la carga de nieve, lo que nos permite volver a rodar sin dificultad otro buen tramo.


Llegando a la parte más alta, los pinos nos reciben cargados de nieve, y tras entrar en la linea de cumbres, la nieve ya lo inunda todo.


Aquí ya comienza a ser dificil seguir montados en los tramos empinados, pero aun así logramos continuar buscando las zonas de menos acumulación.


Entramos en el cortafuegos del cumbreo, donde la panorámica es espectacular.


La nieve es la justa para poder continuar montados durante la mayor parte del recorrido, pero es suficiente para dejar un paisaje idílico.


Estamos en nuestra cima de hoy, junto a la torre de incendios y a las neveras, y gracias a un oportuno sol disfrutamos de un buen rato echando fotos, almorzando y disfrutando del ambiente. Me entretengo retratando a mi "zorrita" verde en este precioso paisaje de pinos, hayas y cumbre nevadas.


No era la primera vez que estaba allí arriba con todo nevado, y es que como decía al principio, esta ruta es mi favorita para disfrutar de la nieve en bici. Una de las veces que mejor recuerdo me trae es la que estuve con el Garba hace un par de años, hoy no ha podido venir con la escusa del "frío", pero esa no cuela cuando tengo esta foto suya allí arriba...


Y si queréis echaros unas risas, también podíes ver el video que hizo de aquella ruta ¿quien dijo frío?


Seguimos con la ruta prevista, y ahora toca decidir por donde bajamos: Las Neveras o la Hermedaña... los dos habíamos bajado ya las neveras con nieve antes, así que mejor probar la Hermedaña con este toque blanco...


El comienzo se hace algo complicado porque la pendiente fuerte y la nieve no se llevan bien, pero cuando la pendiente es normal, disfrutamos dejándonos caer entre las ramas cubiertas de nieve, primeo de los pinos y después de las hayas.


Aunque con algúnos tramos a pata (casi los mismos que sin nieve), llegamos a las ruinas de la Hermedaña, un lugar muy apartado de la civilización en un pequeño claro del bosque.



La bajada continua por un sendero estrecho en el hayedo, por donde con cuidado pero sin gran problema avanzamos sobre la capa de nieve que cubre la capa de hojas habitual, doble acolchado para mayor comodidad, jejeje.


Nada más salir del hayedo, la nieve desapareció casi por completo, y ya en la pista era muy escasa, por lo que nuestro paseo invernal se daba por terminado. Continuamos nuestro camino bajando a Castañares muy rápidos por la pista del Urrilla y a casa por la carretera. Ha sido un gran día de bici y nieve, con una ruta perfecta para disfrutarla.

Track. Dificultad técnica en la bajada a la Hermedaña media-alta (con nieve y sin ella). Hay algo de pateo en la bajada dentro del hayedo. Recomendable en todas las épocas.

Todas las fotos: Moncalvillo - Hermedaña con Nieve

Truco para la nieve: Si alguno os preguntáis como aguantar el frío en los pies al andar por la nieve, el truco está en llevar un crubrezapatillas de neopreno, pero no uno de los que venden para bici, que al andar por la nieve se te mete por dentro y te moja los pies igual, sino un botín de neopreno completo de los que venden para submarinismo, cogido en la talla más grande posible (varias por encima de la de tu pie), y haciéndole un agujero justo del tamaño de la cala en la suela. Ponerlo por encima de la zapatilla cuesta un rato, pero una vez puesto, te permite andar por la nieve sin mojarte los pies, librándote del entumecimiento que sufren los pies si se te mojan con frío y nieve. Truco que me enseñó Lukasrioja de Kdds Riojanas, espero que a alguno os sea útil.

Nos vemos.

.

lunes, 23 de enero de 2012

Estreno por las sendas de San Román de Cameros

Y por fin llegó el día, había estado esperando y deaseando mucho tiempo conseguir la bici de mis sueños, y aunque tenía claro en la cabeza cual quería, fue hace unos días cuando se alinearon los astros y tras una corta negociación, me decidí a comprar el cuadro que quería: el mondraker foxy.


El cuadro se lo compré a Sergio, el dueño, tendero y mecánico de la tienda "Bike Box" en Lardero, un antiguo compañero de fatigas con el que he pedaleado mucho y que espero volver a hacerlo de vez en cuando. Desde aquí os recomiendo su tienda y su taller, domina perfectamente la mecánica y lo sé por experiencia, tanto con el montaje de mi bici como con las tareas de mantenimiento que ya hace años compartí con él y que ahora pone al servicio de todos. Y para los menos puestos en el tema, desde aquí os recomiendo que realicéis el mantenimiento de vuestras suspensiones al menos una vez al año, sino os pasará como a mí y muchos otros novatos que en sus primeros años de bici desgastaron las barras de su horquilla. Si necesitáis hacerlo pasaros por el taller de Sergio que os dejará la horquilla como nueva.



Bike Box en Facebook.
Pero realmente lo mejor de Bike Box son las bicis, y en concreto las Mondraker, marca española que en sólo unos años ha conseguido ponerse a la altura de los mejores sistemas de suspensión del mercado. Y esa era la razón por la que yo quería esta bici: el sistema de suspensión "Zero". Podéis ver en foros y revistas especializadas como el zero es unos de los sistemas de suspensión que mejor se comporta para el uso "Todo Terreno" (All Mountain) que a mi me gusta. No estoy hablando sólo de bajar, la característica que me convenció a mi definitivamente fue precisamente su capacidad para subir en condiciones difíciles, y esto lo pude comprobar muchas veces a lo largo del último año, ya que mi compañero Oscar me ha "derrotado" en varias subidas rotas gracias su foxy blanca.


Por todo eso, me dicidí por la Mondraker Foxy, y el sábado fue el día para estrenarla en todos los aspectos. Aunque ya le había hecho un pequeño reconocimiento cuando la tuve en mi poder, no estoy tan chalao como el amigo Gualas, en este video podéis ver como a él si le pudieron las ganas de estrenar su bici nueva: http://youtu.be/me6W0lE-pS8?hd=1.

La ruta elegida para el estreno era nueva y no tenía ni idea de como saldría, pero mis buenos presentimientos se cumplieron y la ruta mereció la pena, con mucha senda, tramos técnicos y bonitos lugares para disfrutar, aunque el día no era el ideal.


Salimos 4 "riders", incluyendo a Fernando, que hacía ya tiempo que no nos acompañaba, pero que siempre es bienvenido. Subimos desde San Román de Cameros a Hornillos por la carretera, encontrándonos inesperadamente con un animal que creíamos extinguido:


Menos mal que era de cartón-piedra, en todo caso es un buen reclamo para que los chiquillos se animen a visitar nuestros montes y las huellas de dinosaurio que tanto proliferan por La Rioja. Nosotros seguimos a lo nuestro y de charleta sin prisa nos plantamos en Hornillos, bonito pueblo camerano.


Desde aquí, continuamos subiendo pero por sendas junto a un barranco, pudiendo disfrutar de un bonito entorno y de una entretenida senda, con algunos tramos de bajada para sortear los barrancos que vamos cruzando.


Y en este tramo de bajada llegó la confirmación de la ley de murphy y de mis temores: el verdadero "estreno" de la bici. Y es que aunque parecía que el terreno estaba seco, la humedad de la niebla había dejado las piedras resbaladizas, pero no lo suficiente para notarlo hasta que pillé una losa, siendo imposible frenar, lo que acabó con desagradable resultado...


Ya estaba estrenada la bici, y mis huesos también... menos mal que no fueron más que rasponazos y un pequeño pique en el cuadro provocado por el propio manillar. No pasa nada, gajes del oficio, y visto por el lado bueno, ahora ya puedo rodar con más naturalidad porque la bici ya está estrenada...


Continuamos subiendo por la senda, alternando tramos de subida con piedra y pastizales que se dejan sin grandes problemas disfrutando del entorno. Pero queda el tramo final de subida, donde la cosa se empina mucho y tenemos que darlo todo para llegar al collado.



Tras este último tramo muy duro, llegamos a la línea de eólicos, y seguimos rectos ya en bajada para buscar el GR que se dirige hacia Munilla.


Bajada divertida sin gran dificultad que va atravesando pastizales y pequeños arrollos, con algunos tramos también es subida.


Nos escapamos del GR en un collado para evitar perder más desnivel, saliendo a una pista que nos llevará sin problema a la ermita de Santa Ana, en la misma línea de cumbres que separan la cabecera del jubera del valle de Munilla.


Desde aquí, seguimos por pistas regresando hacia San Román, y aunque el día es desapacible, aún nos permite tener buenas vistas hacia peña isasa y otras cumbres de rioja baja.


Y tras alcanzar denuevo el GR que habíamos seguido antes dirección Munilla, nos disponemos ahora a cogerlo en dirección San Román. La bajada comienza por pastizales sin mucha dificultad, pero poco a poco gana en piedra y a tramos se convierte en una senda dificil en la que hay que estar fino para ir pasando sin poner el pie.


La senda continua hacia Torremuña con tramos muy pedregosos y otros más sencillos, siendo un buen reto de bajada si te gusta ponerte a prueba. Pero lo mejor estaba por llegar, desde Torremuña continuamos adentrándonos en un barranco que se va cerrando y del que tenemos en este punto una buena panorámica.


La roca asoma en losas inclinadas que forman los escalones de las laderas de este barranco, discurriendo la senda entre estas lajas y la poca vegetación que en esta zona crece.


Cruzamos un barranco secundario que en esta época lleva poca agua, pero que en primavera tiene que dar gusto ver.



Seguimos descendiendo el barranco principal, con algunas subidas de vez en cuando, y disfrutando de un bonito paisaje y de una senda divertida y bastante técncia a tramos.


Aquí ponemos a pruba a las "foxys" en un paso de roca en subida con escalones, y se nota mucho lo que tracciona esta burra...


La senda es larga y las continuas subidas y bajas entre tanta piedra hacen que se haga durilla, pero el paisaje y el barranco merecen la pena.



Tras 7 kilómetros de bajada y casi 500 metros de desnivel desde la cumbre, el barranco se abre para terminar juntándose con el Leza y nosotros regresar al punto de partida.


Muy buena ruta "All mountain", perfecta para una bici como la Mondraker Foxy, con muchos kilómetros por sendas de todo tipo, y una bajada larga y con tramos técnicos en subida y en bajada donde aprovechar todo su potencial. Muy recomendable (la ruta y la bici!!).

Track. Ruta dificil en los tramos de senda, recomendable en otoño, invierno y sobre todo primavera, pero siempre con tiempo seco ya que hay mucha piedra y losas.

Nos vemos.

martes, 17 de enero de 2012

Atardecer de invierno en el Moncalvillo

Esta tarde tenía que salir a entrenar algo, que el finde lo había pasado en el sofá, y vista la nevada de ayer y las ganas que ya había de pisar nieve, me he animado a aprovechar las últimas horas de luz y dar una vuelta por el moncalvillo.

Subo por la carretera desde donde la nieve ya no me deja avanzar con el coche...


Tengo un buen tramo de subida que me tomo en modo "entrenamiento", así que subo dándolo todo. La carretera está mal sólo a tramos, lo que me permite avanzar "rápido" con la bici entre las rodadas limpias y las zonas heladas. Pronto llego a la cumbre que me permite disfrutar de las vistas y el atardecer.


Me dirijo por el cortafuegos de cumbreo hacia las neveras, disfrutando y sufriendo los toboganes, ya con nieve virgen y un espesor considerable...


Llego a las neveras y me dedico a deslizar un poco más hacia abajo, apurando el tiempo de luz que me queda...


Tras un pequeño disfrute por la nieve y la senda, regreso por el cortafuegos mientras oscurece rápidamente, disfrutando de las vistas hacia el camero nuevo y las sierras más al sur de La Rioja.




 Tras llegar denuevo a la carretera, bajo rápido pero con cuidado por el hielo, y antes de llegar al coche una última parada para contemplar las últimas luces del día que tiñen de naranja el cielo sobre la sierra de la demanda.


Ya en el coche, un "pequeño problemilla" me entretuvo más de la cuenta, pero eso ya es otra historia y no evita que haya sido una bonita tarde de invierno, y una forma muy entretenida de entrenar un poco.

Nos vemos.

martes, 10 de enero de 2012

Empezar el año en el Badén

Para la primera ruta del año contámos con un compañero de pedales nuevo, Javier, habitual de los "bikesteros" de Granollers, un "expatriado" riojano que vuelve a casa por navidad y que se animó a venir con nostros a pasar la mañana dando pedales o pateando nuestros montes, que de todo hicimos.


Empezamos la ruta por los caminos del iregua, remontándo hacia Islallana, buscando acometer la subida a Sorzano por el encementado. Pensaba que iba a resultar más duro, pero hoy en día con los desarrollos que gastan las bicis se superó sin mucha agonía.


Llegamos sin problemas a Sorzano y continuamos hacia moncavillo, pero pronto nos desviamos para ir hacia el barranco del badén. El camino habitualmente embarrado está seco debido al invierno tan raro que llevamos...


Seguimos subiendo y pronto llegamos al collado donde se inicia la bajada habitual al badén, pero hay ganas de subir más así que continuamos a peña Moya, sufriendo el tramo final a pata...



Ya que estamos aquí arriba, vamos a bajar al badén por la alternativa que busqué hace ahora un año, y es que ya van 3 años consecutivos empezando el año biker en este barranco...


Tras un tramo de cumbreo de mucha pendiente pero que se deja bajar si estás un poco hábil, salimos de la senda para campo a través y bici en mano, buscar la senda que baja al fondo del barranco, la única posibilidad de bajar desde aquí.


Al principio la senda de deja hacer por una cresta muy espectacular de vistas, para después caer al barranco dando revueltas que resultan prácticamente inciclables. Una vez abajo, cojemos la senda principal del barranco que esta ya si que nos deja rodar por esta gran grieta natural.


Javier disfrutó del barranco mucho ya que era su primera visita a este lugar, y la verdad es que yo también recuerdo lo mucho que me gustó en su día. Lo recomiendo a todos ya sea a pie o en bici, entre los senderistas es ya muy conocido y es de los pocos sitios donde siempre me encuentro con gente, algo que en sendas como estas es importante para evitar que se cierren de maleza. Vuelvo a agradecer a la Asociación de Amigos de Sorzano que en su día recuperaron, limpiaron y divulgaron esta senda para el disfrute de todos, un gran acierto!


Tras la visita de la grieta "peñas juntas" o barranco del demonio, volvemos a la senda principal que va haciéndose más sencilla.


Terminamos saliendo a la granja de vacas donde ya definitivamente salimos de la zona embarrancada, dejando atrás las paredes rojizas de aglomerado que forman esta red de barrancos.



La ruta la remataremos con la senda de Viguera a San Marcos, donde una de las cosas más bonitas es la vista del pueblo durante la corta subida:


Desde el alto, nos queda disfrutar de la senda que nos va llevando con varias subidas y bajadas hasta la ermita, y de allí rápidos denuevo a la civilización..


Ruta que sin mucha dureza, es muy espectacular de vistas. El badén es un imprescindible y si no te importa bajarte de la bici a veces, merece mucho la pena. Creo que nuestro invitado Javier quedó contento con la ruta, para mi fue un placer que nos hiciese compañía, un saludo desde aquí, seguro que volveremos a vernos y a rodar juntos.

Track. El track es cortesía de nuestro invitado Javier, destacar que la dificultad técnica es alta en algunos tramos y que hay zonas no ciclables durante la bajada al badén. Mejor ir época seca.

Nos vemos.

.