Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

sábado, 28 de abril de 2012

Atardecer en el Serradero

Para compensar mi falta de montaña del finde pasado atrapado en la jungla de asfalto de Madrid, este martes por la tarde quería aprovechar para desahogarme, y en esta época un lugar ideal para ello es el serradero.


En esta ruta me acompaña Javier alias "Chebaca",. montañero polifacético al que he conocido gracias a su buen blog "Tracksrioja", y que no se pensó ni un segundo mi propuesta para rodar juntos esa tarde primaveral. Hoy Chebaca se convierte en la "Mula Lapiedra" y yo en la "Zorra Verde", si queréis entenderlo deberéis visitar su visión de esta ruta: "La Mula y la Zorra".

Partimos de Torrecilla y ponemos rumbo a Nestares en un entorno dominado por el verde intenso de los cultivos.


Subimos por la pista en dirección moncalvillo, y pronto tenemos una buena panorámica de este tramo del valle del iregua, dominado por las cumbres nevadas de cebollera al fondo.


Vamos subiendo a un ritmo tranquilo y comentando batallitas y rutitas mientras cogemos altura, desviándonos de la pista principal en dirección a la ermita de San Bartolomé.


El tramo final para alcanzar la ermita es duro y requiere tirar de riñones por las praderas que la rodean, pero el esfuerzo merece la pena, grandes vistas desde allí arriba.


La parada es obligatoria junto a la ermita, comentando la jugada y admirando las vistas.


Para continuar la ruta, subimos por praderas en fuerte pendiente y por estrechas sendas de vacas entre matorrales, buscando coger un camino que viene desde más arriba. Gracias a Javito por este track que permite visitar la ermita y continuar sin tener que dar media vuelta (aunque tiene tela la subidita...)

Foto de "Tracksrioja Cebaca".

Esta parte tiene tramos no ciclables entre los arbustos, pero son pequeñas zonas que estás más cerradas. Alcanzamos el camino bueno y entramos ya en la zona de cumbres, con preciosas vistas del atardecer entre montañas.


A partir de aquí, continuaremos por las cumbres del serradero rodando por las praderas sin mirar mucho el gps, el caso es disfrutar de un entorno que en esta época muestra su cara más bonita.


Es una gozada ciclar las cumbres del serradero, pedaleando sin preocupación por las praderas con gran libertad de movimientos y amplitud de vistas.


El día se va acabando y el sol se pone, es hora de regresar...


Para bajar cogemos la senda de cerro plandero, larga senda de dificultad media que baja directa a Torrecilla.

Foto de "Tracksrioja Chebaca".
Javier baja a su ritmo tranquilo de "mula" experimentada, mientras yo me dedico a bajar todo lo rápido que mi Zorrita me permite.


La luz se acaba y nuestra ruta también, ha sido una buena tarde de bici y montaña, en muy buena compañía. Esto era lo que necesitaba tras pasar varios días encerrado en la capital...


La versión por parte de "La Mula" la tenéis aquí: "La Mula y la Zorra", mucho más poética que la mía. Buen trabajo Javier, nos veremos de nuevo por las montañas, un abrazo.


Chebaca "La Mula Lapierre": ¡Gracias Alberto! Por la invitación y el ánimo, y ciclar por este entorno que aunque lo he recorrido en verano, hacerlo ahora y con un CRACK es... ¡lo máximo!. Nos vemos...

P.D. Hoy como me he portado bien he sido afortunado, el ama me ha puesto zanahorias y no hierba como al resto del ganado.

miércoles, 25 de abril de 2012

Paseo en bici por la capital

Este finde vuelvo a amanecer lejos de casa, y ahora mis motivos personales se han trasladado de Segovia a Madrid, por lo que la capital es dónde toca estar.


Aunque tenía planeado subir a la sierra madrileña para hacer una ruta en condiciones, la meteorología adversa combinada con mi poca previsión respecto al transporte, hicieron que me quedase por la ciudad, repasando en bici algunos de sus monumentos más característicos.




De la catedral y el palacio real, continúo dirección gran vía...


Pero no quiero ir por dentro de esa jungla de asfalto, así que me desvío para hacia el templo egipcio de Debod:


Desde detrás del templo hay buenas vistas a la casa de campo...


Y también de la catedral y el casco histórico que hemos dejado atrás.


Ahora toca conocer ese gran parque llamado Casa de Campo del que tanto he oido hablar... me dirigo allí y cruzo el manzanares por un bonito puente:


Entro al parque por la zona del lago, rodeándolo por el paseo.


Me adentro en el parque por el que hay infinitos caminos y sendas en todas las direcciones... cómo no tengo rumbo fijo decido a buscar las cotas más altas...


He subido poco desnivel, pero ya he calentado las piernas algo... continuo hacia la zona alta del parque buscando ir por las sendas más estrechitas que encuentro, algunas de las cuales son bonitas de rodar.


Llego al final del parque en su parte alta, y me vuelvo rodeándolo, encontrando en los altos buenas vistas al "skyline" de Madrid.


Regreso a la entrada del parque bajando por las sendas que voy encontrando y que me parecen más divertidas, aunque en general son todas rápidas y de poca dificultad. Tendré que seguir investigando en las próximas visitas...


Espero que en las siguientes rutas por la capital pueda rodar por la sierra y disfrutar de la montaña de verdad, pero cuando no es posible la casa de campo es un lugar socorrido para desconectar, cómo un gran parque de la grajera...

miércoles, 18 de abril de 2012

La antigua senda de Lagunilla a Zenzano

Este domingo la ruta tenía un objetivo claro: hacer la senda antigua que unía Zenzano con Lagunilla del Jubera.

Bajando hacia Lagunilla desde Zenzano
Comenzamos la ruta desde Ventas Blancas, subiendo a Lagunilla por la carretera para ir calentando, plantándonos en el pueblo en pocos minutos de suave ascenso.

Callejeando por Lagunilla.

Para subir hacia Zenzano, yo tenía pensado seguir la pista principal, pero en el pueblo Fran me recuerda que podríamos hacerlo por las ermitas, idea que me parece perfecta, así que allí vamos. La primavera ya hace tiempo que llegó, pero el día es invernal.


La senda remonta el barranco del río Salado o barranco Bahún, en un entorno muy vistoso en el que pasamos junto a dos ermitas.


El camino de buen firme da paso tras este estrechamiento a una senda durante unos pocos metros, necesitando buena técnica para poder subir este par de pasos complicados.


Al estar un poco húmedas no fuimos capaces de subir montados los escalones de piedra, habrá que volver con el terreno seco... En todo caso son sólo unos metros y salimos a un camino ancho que ya en fuerte subida se dirige a la pista principal.


Superamos un tramo duro y cogemos la pista buena, que es muy bonita de rodar en este tramo emabarrancado. El día está muy frío, y si os fijáis bien veréis que la nieve está presente en las cotas más altas de la zona (menores de 1.300 m).



Tras pasar la zona más cerrada del barranco, el valle se abre y la pista sube por un encinar, superando varias revueltas.


Tras este tramo duro que hacemos de forma excepcional a ritmo fuerte, llegamos al pueblo dónde hacemos una parada en el "bar":


Ante la falta de servicio a pesar de ser domingo a medio día, nos conformamos con nuestro avituallamiento propio, bien refugiados del fuerte viento que trae algún copo de nieve. Aqui es dónde me doy cuenta de que he perdido mi "GPS" (es decir, mi viejo movil Sony C702i). Pensando dónde se me puede haber caido, llego a la conclusión de que tiene que haber sido en la senda de las ermitas de Lagunilla, dónde habíamos parado a ajustar un tornillo suelto y me había quitado la mochila. Ahora tenemos el problema de encontrar la senda de bajada, pero por suerte en la subida habíamos visto un hito de piedras en su entrada, así que aún sin GPS la encontramos.


La senda se coje bajando un tramo por la pista, y cómo ya la conocía de haberla hecho el año pasado con Fran, sabemos que ya no tiene pérdida, por lo que vamos tranquilos disfrutando de la dehesa de encinas, con vistas al mismo barranco por el que hemos subido.

Foto de Fran.
La senda en gran parte es "llana", pero también técnica, debiendo superar algunos pasos tanto en subida como en bajada que la hacen muy divertida, perfecta para poner a prueba la suspensión y el sistema Zero de las foxys.


Esta parte se puede considerar de dificultad media, pero tras salir del encinar, pasar una portilla y entrar en el pinar, comienza el verdadero tramo de bajada, que aunque corto, tiene varios pasos difíciles.

Foto de Óscar.
Yo no fui capáz de superar todo montado, se me resistió este paso que Óscar libra con un pie fuera.


La senda acaba saliendo a la pista que hemos hecho en la subida, justo en su tramo medio. Cómo tenemos que bajar a las ermitas a buscar mi móvil, bajamos por la pista y nos metemos por sendas de motos para no hacer la bajada "fácil".


Tras hacer un poco el jabalí sin encontrar una buena senda que seguir (esto lo quito del track para que nadie lo repita, pero volveremos otro día a buscar una forma mejor de acabar esta ruta), terminamos saliendo a la entrada de la senda de las ermitas por la que habíamos subido.


Y yo que estaba convencido de que allí estaría mi móvil, veo mi gozo en un pozo, allí no aparece nada :(
Peeeero... resultó que no habíamos sido los únicos que ese día pasaron por esa senda, y cuando llegué a casa me digeron que habían llamado para decirme que tenían mi móvil. Era Mario, uno de los componentes de los ORBTT, que lo había encontrado y se había molestado en buscar en la agenda los datos de contacto del dueño y avisarme. Ya so lo dije por teléfono, pero quiero también decirlo desde aquí ¡MUCHAS GRACIAS! Un bonito gesto que te honra, ¡te debo una!

Track. Dificultad alta en la senda que baja de Zenzano. Recomendada en cualquier época. La bajada a Lagunilla está marcada por dónde la hice el año pasado, no he puesto las sendas de motos que hicimos para que no os quejéis.

Nos vemos.

domingo, 15 de abril de 2012

Aprendiendo a Esquiar... en Bici.

Resulta que yo no se esquiar, jamás he ido a una estación ni me he puesto unos esquís, ni mucho menos una tabla de snow... la verdad es que me da envidia toda esa gente que sale a hacer rutas de esquí de travesía o que va las estaciones, y ahora me parece que soy mayor para aprender, sobre todo teniendo ya un hobby como la bici que me lleva casi todo mi tiempo...

Pero ya acabando este flojo invierno, el amigo Garba se empeño en que había que aprender a deslizarse por la nieve, aunque no fuese de la manera convencional...


A mi todo lo que sean inventos y experimentos me apetece, y cómo tenía tiempo me apunté a ayudarle en su locura: montarle un skí a la bici para andar por la nieve. Tras conseguir él un par de esquís antiguos, quedamos una tarde y sin pensar demasiado nos pusimos a prepararlos para acoplarlos a la bici. Un poco de bricolaje casero y lo dejamos listo para probar, así que en cuanto pudimos nos fuimos al moncalvillo a ver que tal..


Subimos por la carretera llevando el ski cómo buénamente podemos, en un día oscuro de la ola de frío de febrero...


La nieve estaba asegurada, y ya antes de llegar a la parte alta cubría la carretera por completo. Aun así seguimos subiendo hasta arriba y allí montamos el invento a ver que tal...


Por mi parte fue un fracaso ya que mi sistema de sujección con bridas no sirvió, no aguantában. A Garba si le aguantaban sus correas de cuero, pero no podía controlar el invento en el hielo de la carretera, ni tampoco en los 50 cm de nieve escarcha de fuera...


Tras este pequeño fracaso, estuvimos meditando las posibles mejoras, y entonces llegó el buen tiempo y con ello el adiós a la nieve. Pero todavía era pronto para que no volviese a nevar, así que esperámos pacientemente hasta que un mes después volvió a nevar en la sierra. Esta vez no queríamos fallar, así que con todo más preparado, decidimos ir a buscar buena nieve y buenas condiciones para el esquí, y esto nos lo ofrecía el punto de nieve del puerto de Santa Inés.


Al ir entre semana el bar y el remonte estaban cerrados, por lo que pudimos disponer para nosotros solos de toda la pista... ¡a esquiar!


Nos pasamos un par de horas parriba y pabajo, primero por la pista de trineos y luego por la de esquí, realizando varias bajadas largas mientras grabábamos. Con todo el material grabado tanto durante la fabricación del esquí cómo en nuestros dos días de pruebas, Garba ha hecho un video tronchante de los suyos, aquí os lo dejo si queréis reiros un poco con esta locura para enfermos de la bici... (no olvidéis activar los comentarios "CC")


Un consejo: ¡¡no intenten hacer esto en sus casas!! Sólo apto para adultos con síndrome de peter pan... XD