Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

miércoles, 21 de agosto de 2013

Por el corazón de Cameros: La dehesa de Pinillos y el Pozo Argayo

En el corazón de Los Cameros, y entre las laderas de la sierra que los cruzan, los bosques de encinas, robles, hayas y pinos crecen hasta cubrir la mayor parte del terreno. Tan buena es esta tierra para ello que algunos ejemplares llevan allí "plantados" centenares de años, como el "Quejigo de Pinillos", con sus alrededor de 500 años bien llevados.

Quejigo de Pinillos,  500 años y fuerte "como un roble" ;)

Para descubrir esta joya nos subimos a Gallinero de Cameros, dónde Ramón y Tate, del grupo OR BTT, serán nuestros guías hoy por las sendas más desconocidas de sus respectivos pueblos: el citado Gallinero y Pinillos. Nos acompañará también nuestro amigo navarro Javito, que es oir hablar de sendas nuevas y se apunta sin pensarlo. También acudió a la llamada por segunda semana Sergio de Cumbres BTT Nájera, y completamos el grupo los más habituales, Óscar y el que escribe. Grupo variado pero con una pasión común: la bici y la montaña, buena compañía!

Salimos de Gallinero y comentando batallitas y demás nos plantamos enseguida en la senda que lleva a Pinillos, dónde una bajada rápida por hayedo nos mete de lleno en los encantos del bosque camerano.


El bosque tiene sus purgas y es la razón por la que árboles de 500 años como el de la primera foto son una excepción, en el hayedo es fácil encontrar ejemplares que no han soportado la nieve, la lluvia o alguna enfermedad...


Cuando la senda llega a un barranco, antes de cruzarlo nos desviamos para subir a la dehesa de Pinillos, con unas buenas rampas dónde hay que estar muy fuerte para no acabar poniendo el pie.


Tras un calentón majo, la senda se hace más llevadera y entramos de lleno en la dehesa, dónde robles de gran tamaño nos reciben con sus imponentes troncos.

Foto de Óscar.
Aquí la senda es poco clara, pero los locales se saben bien el camino y nos llevan por este bonito bosque hasta encontrar el gran roble de la primera foto, señalizado y protegido por estar incluido en los "Árboles Singulares de La Rioja". Sin duda lo merece, pero no era el único ejemplar de tamaño y edad muy notable:


Tras la obligatoria parada continuamos la marcha para ir camino de Pinillos, volviendo a disfrutar de tramos por la dehesa con mezcla de hayas y robles.


Salimos de la dehesa por una fuerte bajada hacia el barranco de Rioseco, un buen tramo para coger velocidad.


Al bajar al barranco la senda tiene algún paso más técnico, nada que siguiendo la buena rueda de Javito sea complicado.

Foto de Óscar.
Cogemos la senda antigua que nos subirá al pueblo, un tramo que se vuelve muy técnico y nos pondrá a prueba de nuevo en una zona rocosa y dura.

Foto de Sergio.
En pinillos reagrupamos y paramos en la fuente, llevamos sólo unos pocos kilómetros pero ya han dado mucho de sí.


Salimos del pueblo subiendo por el camino de Almarza, pero lo dejaremos para por una rápida pero aun en agosto embarrada senda, bajar al barranco de Admuel. Un tramo de senda en subida y enlazamos con una de las abandonadas pistas "del petroleo".

Foto de Sergio.
Subida dura por el terreno y la pendiente que sobre todo al principio, no da tregua. Es la subida más larga del día y la tomamos con calma. Ya llegando a las zonas altas entramos otra vez de lleno en el bosque, con un verde que nos hace olvidar que estamos en agosto.


Terminaremos saliendo a los prados de Admuel, ya cerca de la cumbre de la sierra, y con grandes vistas a todo el camero nuevo.

Foto de Sergio.
Aquí Tate quiere enseñarnos un lugar que hacía mucho tiempo tenía ganas de visitar, el pozo Argayo, una laguna estacional que se forma en mitad de los bosques de la ladera este de la sierra. Deberemos hacer un tramo de ida y vuelta desde aquí que nos meterá de nuevo por los bosques y sendas poco transitadas.


 Agosto no es la mejor época para ir a ver esta laguna, y a pesar de ser un año especialmente lluvioso, la laguna ya es más una charca. Si queréis verla en su mayor esplendor, podéis hacerlo en el blog de nuestro buen amigo Javi: Pedales y Bastones: Pozo Argayo.


Volveremos en primavera, ya sabemos cómo llegar así que no hay excusa. Eso sí, tras haber transitado por zonas cerradas de vegetación y todo tipo de sendas con hierva alta, se hace imprescindible una revisión en busca de pasajeros indeseados. Este año hay muchas garrapatas y estaba claro que hoy no nos librábamos, os dejo un macro perfecto que le hizo Javito a una que pilló subiéndole por la pierna. 


Para evitarlas, llevar pantalón largo, revisarse tras pasar zonas cerradas o con hierva alta, usar repelente de insectos, etc. Para sacarlas una vez enganchadas, unas pinzas y con suavidad y firmeza sacarla despacio. Pueden ser transmisoras de enfermedades pero tampoco hay que exagerar, yo esta temporada llevo ya mas de 10 quitadas y muchas más antes de que hayan mordido. Tras esta ruta fueron dos las que me habían agarrado y no tiene por qué pasar nada. En todo caso mejor prevenir, nunca sabes si va a tocarte la mala, atentos!

Volviendo a la ruta, deshacemos nuestros pasos hasta las cumbres del prado admuel, dónde salimos por un rampón de órdago que pone las piernas a temblar y los riñones a sufrir.


Tras este calentón, nos podemos relajar con un buen tramo de senderos de poca pendiente y tránsito suave que otra vez nos meterán entre los bosques cameranos y sus grandes robles.


Continuamos por un tramo de cumbreo por una pista buena, llegando al cruce con el GR. Lo seguimos dirección Gallinero, primero por una corta pero dura subida que sólo Ramón y Javito superan casi por completo:


Y una vez pasamos la cumbre de la sierra, nos queda una buena y rápida bajada por pistas antiguas y sendas.


Pasaremos por los bonitos prados de Libarache, que este año no se han agostado y parece que ya no lo harán, sorprendente!


La bajada por el GR nos deja un último tramo antes de llegar a Gallinero que es de mis favoritos por la zona, con tramos rápidos y pasos lentos, praderas, rocas y vistas... llevándonos hasta la misma entrada del pueblo para dejarnos bien servidos. Y muy bien servidos si como fue el caso podemos acabar tomando una cervecita en el jardín de la casa de Ramón, un lujo!


Una buena vuelta para adentrarse en los bosques cameranos y sus joyas ocultas. Gracias a Ramón y Tate por guiarnos por sus dominios, siempre un placer rodar juntos. Hasta la próxima!

Track. Duración: 3:30-4:30 h. Dificultad Media. Mejores épocas: final de primavera, verano y otoño, el pozo argayo mejor en primavera. Puede haber barro en algunas zonas. Atentos siempre al track que las sendas están poco marcadas en muchos puntos.


8 comentarios:

  1. que bonita excursion..y que bonitas fotos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fotos en sitios bonitos es fácil hacerlas, hasta las garrapatas salen espléndidas! ;)

      Eliminar
  2. Como me gusta la ruta que habéis hecho!!! Habeis enlazado zonas que conozco y no me ha costado el ir visualizando virtualmente la ruta. Árboles que si en otoño tienen su encanto, vestidos de verde no desmerecen. Veo que las garrapatuquis acechan de nuevo, cuidadín con ellas. Ya veo que estas en plena forma y me alegro, a mí todavía me queda un ratín.
    Aaah gracias por la mención. ;)
    Salud2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visitar Pozo Argayo lo tenia en pendientes desde antes de verlo en tu blog, pero desde esa entrada me pareció una obligación así que la mención se me hacía obligatoria ;) La forma estoy a ver si la recupero, ánimo con lo tuyo que en cuatro días volvemos a la batalla, algo habrá que hacer para celebrarlo, hablamos!

      Eliminar
  3. Una vez mas nos muestras una ruta preciosa! Que maravilla de verdad.
    La primera foto de familia con el árbol es estupenda como recordatorio.
    Que peligro con las garrapatas!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Invisible, la verdad es que por cameros y con buenos guías es fácil encontrar sitios bonitos, y con este año de lluvias pues una gozada ver el monte así en agosto. Eso sí, las garrapatas son el precio a pagar por estos bosques y tanta lluvia, aunque no son tan fieras como los de ciudad nos pensamos, jeje todo es naturaleza ;)

      Eliminar
  4. La apunto en pendientes...
    Con respecto a las garrapatas no hay que alarmarse pero hay que tener mucho ojo, los síntomas de las enfermedades que transmiten pueden aparecer a los 7 días (como fue mi caso, 40º de fiebre) y es importante recordar a los médicos que te ha picado una (en mi caso estuvo unas 24 horas "enganchada" con lo que las papeletas se multiplican) para que te traten adecuadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ruta te gustará Luis, tienes buenos retos de subida y mucha senda para exprimir la bici. Tengo en cuenta lo de las garrapatas, si hay síntomas al médico y a tenerlas en cuenta, y siempre mejor prevenir y evitar que enganchen. Nos vemos por las sendas!

      Eliminar