Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

jueves, 23 de mayo de 2013

Cuatro Mondraker retozando por el barro: La muela y el Piojo

Tras una semana de parón obligado ya no aguantaba más y aunque la meteo no se presentaba muy favorable, el domingo tocaba sacar la bici y ensuciarla cómo es debido.

Peleando contra el barro. Foto de Óscar.
Este día Óscar y yo nos juntamos con otro par de Mondrakers, juntando 4 bicis de esta marca española que personalmente me parece que está haciendo un muy buen trabajo, (cualquiera diría que este blog está patrocinado, jaja, se aceptan propuestas ;)


La ruta elegida es una de nuestras ya bien definidas y tenía como plato fuerte la senda del "piojo", pero antes hay que subir, lo hacemos por la pista de la cantera de Leza, que a pesar de las lluvias está muy bien, escupe agua por todos lados pero se mantiene bastante dura y sin problemas para rodar. Un acierto.


Esta pista larga nos sirve para ir de charla con los dos compañeros de pedales de hoy, y con la cháchara pasamos casi sin darnos cuenta la subida.


Antes de llegar a las cumbres de El Mallo, nos desviamos por la senda hacia Trevijano, pero hoy el barro nos lo pone más complicado y empezamos el festival de derrapes, salpicones y caídas tontas en una divertida subida hoy mucho más complicada!


El monte escurre agua por todos lados, las praderas están inundadas y nos cuesta mucho el primer tramo más empinado, luego ya suaviza y nos permite relajarnos hasta las últimas rampas dónde aparece la piedra y disminuye el barro.


Toca la primera bajadita del día, a Trevijano por la Muela, con el terreno bastante duro se hace muy rápída al principio, con un bonito tramo de pradera que con la humedad y los árboles recién brotados está verde muy verde.


Para llegar a Trevijano queríamos evitar el barrizar que se forma en el camino, y se nos ocurre tirar por una senda hacia abajo del barranco último que se cruza. Empieza bien pero acaba siendo igualmente un barrizal y nada ciclable, así que este tramo lo olvidaremos. En Trevijano para regresar a las cumbres de Zorralamuela elegimos la senda que va al dolmen, que hasta ahora sólo habíamos hecho en bajada.


El barranco está muy bonito con tanto verde y mucha agua bajando por el arrollo. La senda de deja subir y se hace divertida en los pasos de roca, llegando casi hasta el cruce del río montados.


En ese cruce toca empujar, y aquí cogemos la senda que viene de los corrales para seguir subiendo. La senda en sí está imposible por el barro, y las praderas aunque encharcadas se dejan subir con calma y unas eses...


En la zona sin tanta pradera la cosa se complica y empujamos bici más de lo que esperaba, sobre todo por el barro, en seco se tiene que poder subir prácticamente todo sin mucho problema.

Cumbreando en modo impresionismo ;)
Al llegar al camino poco antes de las cumbres de zorralamuela el barro ya nos tiene casi atrapados por completo, es arcilloso y pegajoso pero por suerte sólo es un tramo corto y pronto nos olvidamos de él. Hacemos "cumbre" y nos preparámos rápidos para una bajada que también será rápida, muy rápida!

Primera parte aterrazada, el que se atreva a dar brincos grandes tiene para gozar. Foto de Óscar.
Disfrutamos mucho con esta larguísima bajada que nuestros dos compañeros de hoy descubren y disfrutan, seguro que volverán a repetirla como todos hemos hecho.


Buena ruta para volver a darle a los pedales y buena compañía, creo que les ha gustado así que espero que alguna más hagamos juntos. Eso sí, a este paso le cambiaré el nombre al blog y se llamará "Mondrak-o-rama" ;)


Track. Dificultad técnica Media. Duración: 3:00-4:00 horas. Problemas con el barro al final de la senda de la muela y si ha llovido mucho en la subida por legañosos. Mejor época: de otoño a primavera, evitar en verano con calor.

viernes, 17 de mayo de 2013

Crítica documentales MTB-Freeride: "Where the trail ends" & "Life Cycles"

Cómo este fin de semana no he podido pedalear, me he dedicado a ver "películas", os comento mi opinión sobre un par de documentales de bici, en concreto de freeride, lo más extremo que se puede hacer en una bicicleta.

Imagen de "Where the Trail Ends" No recuerdo cómo, pero el tipo ese bajó todo sin problema!!!!


Life Cycles:  Este documental parte de la idea de mostrar la vida completa de una bici desde su fabricación hasta su rotura. Sonaba muy bonito y sin saber mucho más me puse a verlo. Desde el principio destaca una gran calidad de imagen con unos planos y secuencias geniales, estamos hablando de un video totalmente profesional. Y mientras dura todo el documental no dejará de sorprendernos con algunas secuencias muy curradas de paso de estaciones, oxidación, mantenimiento... Sin embargo, a mi personalmente el guión centrado totalmente en el freeride, sin demasiada variabilidad de zonas, paisajes y estilos, no me hizo sentir identificado y no me enganchó.

Imagen de "Life Cycles".
Reitero que estéticamente es espectacular y tiene muchas secuencias muy buenas, pero quizá por esperar otra cosa o quizá por ese guión sin mucha historia a mi me pareció que se queda un poco flojo en cuanto a mensaje e identificación. En todo caso es mi opinión y si estáis interesados merece la pena verlo para que cada uno saque sus propias conclusiones, está para comprar en las tiendas online por 7,99$, o si buscáis un poco más... ;)

Where The Trail Ends:  Último gran documental de Red Bull sobre freeride, más de una hora para contarnos y sobre todo mostrar lo que algunos chalaos son capaces de hacer en varios rincones perdidos por todo el planeta. Parte de la idea de buscar sitios por todo el mundo que se parezcan o mejoren el habitual terreno freeride de Utah, ya que se les empieza a hacer demasiado ¡rutinario!. Si estáis acostumbrados a ver vídeos de este tipo sabéis de que terreno hablamos, si no podéis verlo en youtube en vídeos como los de la "Red Bull Rampage", un ejemplo: http://youtu.be/uExosD9J0LA

Vuelve a ser un documental totalmente centrado en el freeride, pero en este caso a mi si me enganchó, porque la historia va de búsqueda de retos y todo lo que conlleva hasta superarlos. Te muestra el proceso de buscar los sitios, de llegar a ellos, pensar las posibilidades y superar los inconvenientes para por fin disfrutar de lo que hay. Volvemos a tener una calidad visual profesional, imagenes y secuencias impresionantes, y sobre todo, increíbles bajadas.

Increíble paso que se atreven a probar en algún lugar del desierto de Gobi.
Pero como decía en este caso hay algo más que buenas imágenes, la historia me gustó mucho, humaniza a estos monstruos que parecen inmunes a todo; y muestra tanto su pasión y sus ganas de nuevos retos como sus miedos, sus alegrías, sus fallos, los porteos, las caídas y las lesiones... Así para mi se queda un documental muy redondo y completo, dónde ves algo más que una hora de imagenes impactantes, tienes una historia y una gente con la que identificarte aunque lo que hagan sea totalmente distinto a lo que hacemos la mayoría. Por todo ello si que recomiendo este documental a todos los ciclistas y a cualquiera que sepa apreciar el mérito que tiene lo que estos tipos hacen. Podéis ver el trailer en youtube y comprar en las tiendas online por 9,99$; o...

---------

Ahora también se aceptan sugerencias de películas o documentales de deporte que merezca la pena ver, de la disciplina que sea!

viernes, 10 de mayo de 2013

Sendas asesinadas y sendas resucitadas: Vía Romana y Senda de Nestares

Este último finde tuvimos "cuorum" para elegir ruta, llevábamos ya un tiempo con ganas de meternos por otra senda nueva para nuestras ruedas...

Senda de Nestares, buena novedad. Foto de Óscar.

Antes de llegar a las novedades, pasamos por lo ya conocido, vía romana desde Viguera.


Pero cómo ya es obligación para nuestros tacos, la entrada a la senda la hacemos por "la cresta".


Pero menuda sorpresa cuando llegamos a la vía romana y nos encontramos con esto:


Otro destrozo de senderos, y esta vez tiene bastante más delito, ya que la vía romana es una senda creada por la comunidad autónoma y no se por qué pero me parece que en medio ambiente no saben que a alguien le ha parecido buena idea meter una excavadora por allí... hay que tener en cuenta además que la vía romana le costó hacerla bastante dinero a la comunidad, es decir, a todos, y no se metió máquina porque con buen criterio no se quiso. Espero que en la comunidad tomen cartas en este asunto y aunque ya no se pueda arreglar, estén más atentos a que no vuelva a pasar en ninguna otra senda. Esto es simple educación a los ayuntamientos, estoy bastante seguro de que en el ayuntamiento de Viguera si sabían que se iba a hacer esto y lo habrán permitido sin entender el daño que hacen. Esa es mi teoría, estamos a la espera de que en medio ambiente nos digan más sobre esto.

El estropicio dura por un buen trecho, casi hasta el límite del término de Viguera, en unas praderas ya se desvía de la senda y por fin nos deja disfrutar de ella.


Una gozada como siempre, con el añadido de las hayas y robles brotando...


Puro "flow"!

Foto de Óscar.
Dejamos la vía romana al salir a la nacional, y por Torrecilla ponemos rumbo a Nestares, con todo verde que te quiero verde...


Tras pasar el pueblo el camino tiene una "zona de guerra bacteriológica", dónde un chapapote espeso no hace recomendable pasar hasta que no se seque. Lo rodeamos como mejor nos parece campo a través, perdiendo un buen ratejo para sortear la finca de ganado, pero disfrutando por una vez de nuestras enemigas las aulagas ahora muy coloridas:

Foto de Óscar.
Tras regresar a la pista en zona ya libre de fangos, pronto la cosa se pone divertida, entramos en la senda que sube sin piedad hacia la zona rocosa...


Y cuando digo sin piedad, es sin piedad, ¡riñones para que os quiero!

¡¡¡Agacha el lomo!!! Foto de Óscar.
Agacha el lomo, ¡pero no dejes de parar a ver las vistas! Geniales!

Asomado a abismo. Por ahí muy abajo pasa la carretera de Soria, por el collado de enfrente la vía romana.
Al acabar la subida fuerte, la senda se interna entre la pared y la ladera y nos deja un tramo muy bonito y más pedregoso. Esta foto y la anterior son de hace un tiempo en un día de exploración a pié, ¡por una vez no íbamos a ciegas!


Tras esta zona embarrancada, la senda se interna en los bosques del moncalvillo y con subidas y bajadas vamos disfrutando de robles...

Foto de Óscar.
Y hayas:


Y cada barranco que cruzamos se vuelve a empezar: robles, encinas, robles y hayas. Las senda es lenta pero está recién limpiada y se cicla sin problema excepto en un tramo de bajada por un robledal dónde casi no hay senda cómo tal, y lo poco que hay está "agujereado" por las vacas, por lo que toca pasar ese tramo más a pie que montados, o luchando mucho!

Foto de Óscar.
Por suerte tras ese tramo malo luego la senda vuelve a ser perfectamente ciclable con sus subidas, llaneos y finalmente una última bajada que nos deja un buen recuerdo.

Foto de Óscar.
Aparecemos en la pista junto al río Solves, que baja crecido y en un entorno húmedo y verde como pocos:


Aquí ya sálvese quien pueda, bajamos por la arreglada pista a todo gas, acabando nosotros también húmedos tras cruzar el río 2 veces, aunque sólo Diego lo cruza con estilo "pro", a una rueda!


Salimos a la carretera y ya relajadamente nos dejamos caer hasta la venta de Paula dónde teníamos el coche. Comentar cómo anécdota y también para que toméis precauciones que este año hay más garrapatas de los habitual en todos los montes, yo llevo ya 3 picaduras en 3 rutas distintas y este día nos quitamos en el camino varias antes de picar, una de ellas además parecía mamá garrapata porque era grande cómo una chincheta! En casa también apareció alguna bien agarrada, así que tenerlo en cuenta porque este año están revolucionadas. Hay que procurar ir de manga larga brazos y sobre todo piernas, usar repelente de insectos y revisarse bien tras cada ruta. Algo malo tenía que tener esta primavera tan verde!

Track. Duración: 4:00-5:30 h. Dificultad técnica Media. Cuidado con el barrizal de las vacas a la salida de Nestares, un problema que no es fácil salvar. Mejor época: de mayo a octubre.

sábado, 4 de mayo de 2013

Entre las tinieblas: San Tirso y el Nacedero

No todos los días va a hacer un sol de primera, y aunque da más pereza coger la bici y salir al monte, hay días grises que también te dejan gran recuerdo:

Bosque encantado.
Para este día de gris primavera, nos vamos a hacer la clásica ruta de subida a San Tirso y bajada por el Nacedero. La idea era ver las hayas recién brotadas, pero casi ni se veían!


La niebla y la humedad es algo habitual aquí, el precio a pagar por los bosques de cuento:


Pero hoy las hayas se ven raras, y no es sólo por la niebla... si nos acercamos a las hojas se ven que están chuchurrías, cuando lo habitual es que salgan bien "empalmadas" (copyright de Óscar para esta denominación, jaja):


Me parece que la última ola de frío les ha sentado muy mal, no parece que esas hojas se vayan a recuperar y no sé si vuelven a brotar otras. Además esto no ha pasado sólo aquí, todas las hayas que he visto estos días en moncalvillo y por cameros están parecido. Habrá que ver que pasa ahora, seguro que la naturaleza sabrá apañarse!


La bajada por al nacedero estaba especialmente difícil, con muchas ramas, pero lo más soprendente eran los arbustos enteros de boj caídos. A estos no se que les ha pasado, parecía algo natural pero a la vez no se veía mucha explicación.


Salimos al nacedero y rápidos a Kripan por la senda. Ruta cortita pero muy muy intensa, un imprensindible desde ahora y hasta que el otoño se lleve las hojas, ¡si es que sobreviven!



jueves, 2 de mayo de 2013

Volvemos a Jubera: Senda de Peña Mala y Medio Barranco de San Martín

Cómo siempre pasa en primavera, el tiempo cambia en unos días del calorcito a la nieve... pero nosotros ya no teníamos ganas de más nieve, así nos decidimos a volver a Jubera a continuar con parte de la ruta que dejamos a medias el Domingo anterior, y de paso a disfrutar del barranco de San Martín.

Diego gozando por la senda de Peña Mala.

La ruta la empezamos en el pueblo de Jubera, y tras un ratejo relajado remontando la carretera río arriba, nos desviamos por una antigua pista que sirvió para el montaje de las torres de alta tensión, pero que ahora tiene un aspecto más naturalizado.


La subida comienza suave pero luego se empina con varias "palas" para hacer uso de los riñones...

"Subidita". Foto de Óscar. 
Así, atentos a no caerse de la bici, enseguida llegamos a acercarnos a la torre de alta tensión, poco antes de la cual nos desviaremos por una muy bien señalizada senda (gracias otra vez, Fernando) que todavía sube un poquito, pero que ya huele a bajada...

..

En un colladito vemos la senda que empieza a ladear la peña (peña mata según mis topográficos, peña mala según los lugareños, antigua senda a El Collado según el catastro...).

Foto de Diego.
Y tras parar a ponernos protes y sentir envidia de los nuevos "juguetes" de Diego, cogemos con ganas la senda.


Tras un tramo sin mucha pendiente ni dificultad, justo al girar la curva de la foto anterior entramos en la zona más divertida... ¿no os lo parece? ;)

Senda para darle uso a la amortiguación. Foto de Óscar. 
A esta senda me ha dicho el autor de la ruta que la llaman en Jubera la "Calzada Romana", que aunque seguramente no lo sea, se le llama así por estar "adoquinada" en algunas zonas...

¿Calzada Romana? Foto de Oscar.
Toda la zona que cruza la peña es muy bonita y llena de pasos para ponerse a prueba... ¡¡suelta frenos y todo irá bien!! XD



Sin llegar a ser muy difícil, algunos pasos te ponen la adrenalina por las nubes... pero hay que parar también a ver el paisaje, estamos colgados de una peña que impresiona.


Tras pasar la zona más embarrancada, la senda serpentea por una cresta entre arbustos, y ya  más sencilla nos dirige hacia Jubera y su espléndido puente.


Muy buena bajada, esta va a mis favoritos y espero repetirla pronto. Pero todavía quedaba mucho tiempo y al verla tan cerca el domingo anterior, decidimos que había que ir a por la senda de San Martín. Remontamos por la mina y el bonito puente hacia arriba...


Salimos de la senda a la carretera de San Martín, y tras sufrir sus rampas, seguimos subiendo por pista dirección a El Collado, viendo al fondo que estamos cerca de la nieve...


Entramos en territorio mastín, y nos sale a recibir con ladridos, aunque por suerte las ovejas están lejos de la pista y el perrito no llega a salir a nuestro encuentro del todo, se queda a unos metros ladrando mientras nosotros hacemos como que no nos importa....

Perriiiito bueeeeno, perriiiiito bueeeeeno.... Foto de Diego.
Ya fuera del alcance de nuestro amiguito vamos a tomar un atajo. Llegando a los corrales derruidos de "las ciruelas", paramos a prepararnos para la bajada que realizaremos desde aquí hasta empalmar con la senda de San Martín.

Diego haciendo el canelo, sólo para fardar de EVOC y POC  :P
Vamos a coger una serie de sendas divertidas que nos bajaran junto al "corral de San Martin".


Este lugar en concreto me encanta, siempre están los caballos pastando y las vistas al barranco son de postal.


Y de postal también es bajar por la losa de piedra que nos bajará junto al río:


Ya en la senda de San Martín todavía nos quedan varios kilómetros de disfrute, incluyendo el paso del río para el que había un tablón que casi daba más miedo que otra cosa...

Equilibrismo. Foto de Diego.
Aunque no pude hacerle la foto, el valiente de Diego se atrevió a pasar el tablón sobre la bici, yo estaba tan preocupado por su integridad que le di a la cámara! jajaja. Un crack, hoy se lleva el premio "con dos coj..." ;)

Sendereando por el barranco. Foto de Diego.
Siguiendo la senda, esta parte baja del barranco no defrauda, paisaje y sendero 5 estrellas.


Y de repente Diego se para y dice que aquí huele raro... y no era precisamente al tomillo o al romero que todo lo cubren, un buen ejemplar de buitre ha servido de escasa comida quizá para sus propios congéneres, dejando una peste considerable... A Diego no debía importarle mucho porque por poco se pone a hacer chistes en plan Jose Luis Moreno con Rockefeller! ¡Toooooma Moreno!


Dejamos atrás el buitre y seguimos con nuestra senda... parriba, pabajo, cruza el río, algunas piedras...


¡Pero cuidado! ¿¡Que es eso!? 8-)


Si no llego a haber oído las voces de los dueños antes, igual si que nos hubiese entrado miedo, jeje. Y no hubiésemos sido los únicos porque nos contaron que este perro ya había asustado a una cuadrilla días antes!


Nuestro camino acabará bajando a las minas por las que habíamos subido previamente, y de allí a Jubera, dónde aprovechamos para rodar por el puente antiguo, muy más bonito que el moderno, dónde va a parar!


Con este último subidón nos vamos con otro rutón p'al zurrón.

Track. Duración: 2:30 - 3:30 h. Dificultad técnica Alta. Pocos problemas de barro. Ideal en invierno y sobre todo primavera.

Muchas más fotos: https://plus.google.com/photos/103281443251627272465/albums/5873361105173493153