Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

lunes, 30 de mayo de 2011

Regreso al Cabezo ¡y el barranco de Brieva!

La ruta de este sábado tenía un doble objetivo: primero, volver a subir al Cabezo del Santo, "la montaña más bella de La Rioja". Ya había subido en enero, pero con la escusa de enseñarselo a Oscar tenía ganas de volver allí arriba. Y como segundo objetivo del día estaba "investigar" la senda del barranco de Brieva. Tenía referencias varias de esta senda, pero de nadie que la hubiese hecho en bici, por lo que no sabíamos lo que nos encontraríamos... Y esto fue lo que pasó:

La subida: al fondo siempre el cabezo del santo:



Junto al objetivo, nos desviamos de la senda y nos enfrentamos a él:


Pero no vamos a subir por su cara de roca, nos desviamos para rodearlo en busca de una vía ciclable:


Pasamos un pequeño tramo de rocas a pata y enfilamos la subida: una pradera verde en la que comenzamos a rodar.


La subida se puede hacer a base de hacer eses, pero hay que ser paciente y tener ganas y fuerza para subir todo montado. Óscar enseguida se cansa de pedalear y comienza a empujar.



Yo aguanté media subida pedaleando, aunque con la hierva tan alta el terreno agarra mucho y no tenía fuerzas para aguantar la parte final, la más dura.


Poco antes de hacer cumbre, el terreno da un respiro y permite montarse de nuevo, con la grata sensación de llegar montado hasta la misma cumbre.


Grandes vistas desde la cumbre, y toda una satisfacción.


Y toca bajar. Primero hay que bajar del cabezo. Lo fácil es hacerlo por donde subimos, pero como a Oscar y a mi nos va el reto...


P'abajo por donde puedas... y se puede casi por cualquier sitio...


Tras bajar del cabezo, queda la parte segunda, la senda del barranco del río Brieva. Primero buscamos coger la bajada y enfilamos una gran pradera... Óscar se convierte en un punto blanco en la inmensidad del valle.


Tras rodar las praderas con facilidad, el barranco se va cerrando.


Y las piedras aparecen...


El barranco se muestra imponente y precioso, pero las bicis dejan de rodar... toca caminar.


Tras un tramo muy poco ciclable, y eso que lo intentábamos siempre, seguimos disfrutando de un entorno genial, consiguiendo montarnos de vez en cuando.


El barranco se abre un poco y la senda sube por la ladera, entrando en una zona que aunque más ciclable, se hacía pesada por estar muy cerrada de arbustos. Menos mal que eran de los que no pinchan...


Tras este tramo sucio salimos a una senda ya más marcada y ciclable, y con un entorno que sigue impresionando.


El barranco parece no tener fin... nunca ves Brieva, sólo un gran barranco!


Finalmente, tras los últimos tramos de senda, salimos a la zona de "renacimiento" del río Brieva, desde la que por una pista nos presentamos en el pueblo. Prueba superada. Y aunque la senda no ha sido lo buena para la bici que nos hubiese gustado, si que nos ha servido para conocer un lugar impresionante de nuestra región. Esta senda es muy recomendable, pero no para hacerla en bici. Ahora ya lo se, pero tenía que probarlo! EDITO: Si eres de los que les gusta el reto en bici, no te importa patear de vez en cuando, y tienes mucha técnica trialera, esta bajada si puede ser muy interesante.

Track. Os dejo el track, está tal y como yo hice la ruta, pero como decía antes el nivel técnico es muy dificil en la bajada, la subida por el contrario es muy recomendable sobre todo si estás fuerte.

Todas las fotos:

https://picasaweb.google.com/albbike/CabezoDelSantoBarrancoBrieva#slideshow/5612593191402472770

Nos vemos.
.

domingo, 22 de mayo de 2011

Bucesta y el Barranco de San Martín

Dura, bonita y muy técnica ruta por el corazón de la alpujarra riojana, donde descendimos el barranco de San Martín completo: 8 kilómetros de senda endurera por un paisaje muy vistoso.

La ruta la comenzamos en Ribafrecha y subimos dirección Zenzano por la pista habitual. Son la 9 de la mañana y hace ya un calor importante...


Seguimos la pista pero antes de llegar a Zenzano nos desviamos dirección Santa Cecilia, pasando el barranco del río bahún.


Tras una subida dura pero ciclable (hoy estaba bien seca, pero con barro esta subida es un infierno...), salimos a una pista buena que sin mucho desnivel nos lleva a Bucesta, aldea casi abandonada, donde hacemos nuestra primera parada.


Paramos junto a la iglesia, ya parcialmente derruida y sin tejado, y a Fran le entra la curiosidad... ¿hay alguién en casa?


Menudo panorama... parece que hace tiempo que aquí no dan misa... aunque es muy interesante la visita.


Tras este ataque de curiosidad, seguimos nuestro camino, buscando una senda que nos debe bajar al río y subir a El Collado. Tras fallar en el primer intento, finalmente encontramos la senda y resultó estar un poco abandonada, como el pueblo... aquí Óscar lucha contra la selva:


Tras un tramo sucio se habre el camino y se convierte en una trialera muy técnica que te lleva hasta el arrollo.


Al llegar al río no se como pero acabé tirándome de cabeza... y tras darme ese inesperado baño, decidí continuar con el remojón, se agradecía el agua fresquita que ya hacía mucho calor. Pasamos el arrollo y la senda se abre mucho y tira p'arriba fuerte, aunque ciclable casi por completo.


Subimos con vistas al "El Collado", nombre muy lógico ya que la aldea se encuentra en un collado muy marcado y visible. Antes de llegar superamos los últimos metros por una pradera...


Y aquí llega la avería del día: no se con qué pero en esta pradera se me engancha el cambio y tras un crujido me doy cuenta rápido de que he partido la patilla... dont worry, llevo de recambio. Como de todas formas íbamos a parar en El Collado, pues mientras almorzamos me dedico al cambio de patilla. Y mientras lo hago un lugareño muy amable nos indica donde está la fuente y nos ofrece su ayuda, mientras da de comer a una bonita yegua y a su potrillo (más bonita esta foto que vernos a nosotros comer, ¿no? jejeje).


Y ahora ya sólo queda "bajar". Pero que bajada... 8 kilómetros de senda endurera, muy técnica, pero también muy bonita, y si te gusta el reto, muy divertida e intensa. Eso sí, advierto que la senda está sucia a tramos y que si no vas de largo y con guantes te arañas los brazos y piernas bastante, ADVERTIDO!

El primer tramo comienza fácil al salir de la aldea, pero pronto comienza a coger dificultad por la cantidad de piedras grandes y sueltas.



Tras este tramo muy duro y dificil, llegamos al primer badeo del río, donde aprovechamos para remojarnos, y recordando la foto del "baile" en el urbión, a Fran y Óscar les entra la risa... hoy no se van ni a acercar! jajaja.


Tras cruzar el río, la senda ya se vuelve más fácil, siguiendo por praderas, pero siempre con pasos difíciles de vez en cuendo. Tras cruzar de nuevo el rio una pequeña poza nos invita al baño... hace mucho calor!


Continuamos la bajada alternando tramos sencillos con pasos complicados, siempre con buenas vistas del valle y del barranco.


La senda en este tramo va más alta que el arrollo, pero dan ganas de bajar de nuevo a bañarse en las preciosas pozas y cascadas que se ven:


La senda continua y nos lleva al pueblo de San Martín del Jubera, donde Fran nos deja para irse al coche rápido por la carretera, va medio pinchado, se le hace tarde y él ya conoce lo que queda... más piedras!


La senda continúa pasado el pueblo de San Martín con un gran cambio de paisaje y de terreno. Nos adentramos en una zona encañonada muy vistosa, aunque totalmente distinta a la parte anterior. No parece que estemos siguiendo la misma ruta que antes, el paisaje es totalmene distinto.


La senda en esta parte va encadenando zonas fáciles con pasos complicados con escalones y pedruscos, aunque se pasa todo si estás hábil.


Finalmente la senda acaba y salimos a la carretera de San Martín, donde nos dejamos caer y llaneamos de vuelta a casa. Llegamos muy cansados de la ruta y de la dura bajada, pero contentos tras otra aventura para recordar.

Más fotos:

https://picasaweb.google.com/albbike/BucestaBarrancoDeSanMartin#slideshow/5609473098605444258

Track:

Ante la insistencia para que ponga tracks de las rutas,os dejo enlace al track de esta ruta dibujado con el compegps. Es un track dibujado por lo que no tiene información de tiempos ni velocidades y las alturas y desniveles no son del todo reales. Aconsejo leer bien la descripción del blog para saber a lo que atenerse, no es una ruta "para todos los públicos" ni para todos los gustos.

TRACK Bucesta y el Barranco de San Martín

Saludos!

lunes, 16 de mayo de 2011

Dentro del Hoyo Bellido

La ruta de hoy consistía en eseñarle a Fran la senda del Ubión, y de paso volver a disfrutarla Oscar y yo, ya que es de lo mejor que conozco, por bonita, divertida y espectacular. Pero claro, a mi no gusta repetir rutas, así que algún cambio había que hacer. Y tuve muy claro lo que quería: bajar a la senda atravesando el pequeño circo glaciar de hoyo bellido, lugar que siempre me ha llamado la atención desde que lo ví.

Y ahí nos disponemos a ir... salimos desde mitad del puerto de viniegras con un frío helador, menos de 4 grados y aire... el día estaba gris y no prometía. Este frío nos parecía ya imposible después del calor que ha hecho esta primavera, pero aquí el clima es así. Subimos por la clásica pista de cumbreo desde el puerto, dirección urbión...


Seguimos por la pista dirección rastraculos, buscando el mismo collado desde el que bajamos el mes pasado a la senda del Ormazal, la cual vamos viendo continuamente:


Entramos en la zona de pinos con un frío importante, y testigo de ello es la escarcha que tenían los pinos en su cara norte, debido al viento helador que soplaba... menos mal que nos hemos puesto de largo!


Vamos muy rápidos por las pistas entre los pinares y salimos pronto al primer collado antes de coger el cumbreo que lleva a rastraculos, desde ese primer collado continuamos campo a través a buscar refugio del frío, que todavía era considerable. Aquí ya las vistas son geniales: a hoyo bellido, al urbión, al valle...


Seguimos una senda de animales que estaba muy rota y dificil de pedalear, con tramos casi imposibles y unas trialeras importantes...


Tras un tramo dificil, salimos a las praderas formados por los hoyos, surcadas por arrollos entre la hierba, y circundadas por una pared semicircular muy espectacular.


Salimos de los hoyos dirección la cresta, desde la que ya conocemos el camino, con unas vistas impresionantes al valle:


Desde esta cresta, cogemos un "canal" que nos baja por una pendiente muy fuerte al valle, tramo que a pesar de la pendiente se baja "bien":



Salimos al vallecito y empezamos a disfrutar de las praderas...


Pero... no todo va a ser tan facil... cuando ya teníamos la senda a tiro, aparece un problemilla: varios perros vigilan alguna carroña, la cual está rodeada de decenas de buitres...


Y nuestro camino debería pasar justo por donde están los perros y los buitres... uff! no hay narices de ir p'allí. Así que para no jugar con fuego nos desviamos metiéndonos por el arrollo, que queda fuera de la vista de los perros. El problema es que no es ciclable, y este tramo nos obliga a patear mucho rato... tras este imprevisto salimos al refugio buscado desde el que empieza la senda buena, y a disfrutar!




La senda es larguísima y va encadenando zonas fáciles con pasos complicados pero cortos y alguna subidita, siempre en un ambiente preciso, sobre todo en estos días de primavera.



Llegando al final, una cascada muy bonita se esconde entre las rocas, y este ambiente tan idílico Oscar se puso romántico y sacó a bailar a Fran, jajaja.


Llegando al final un tramo de bajada rápido y muy divertodo nos termina por dejar un gran sabor de boca.


Una ruta de 10, mi favorita.

Todas las fotos:

https://picasaweb.google.com/albbike/DentroDeHoyoBellidoSendaDelUrbion#slideshow/5607055716084542962